Por Qué Deberías Evitar la Carne de Cerdo

El cerdo es la carne que más se consume en el mundo y representa alrededor del 38 por ciento de la producción de carne mundial. Es especialmente popular en el este y sudeste de Asia, Europa, África subsahariana, América del Norte, América del Sur y Oceanía. ( 1 )

Si está familiarizado con la Biblia; Dios instruyó a su pueblo que no comiera carne de cerdo ni mariscos. Mucha gente se sorprende al descubrir esto, pero en el Antiguo Testamento, Dios advirtió que el cerdo era un animal inmundo. ¿Por qué? Porque el cerdo es un carroñero y no está destinado para el consumo humano. (Levítico 11).

Los cerdos son animales bastante sucios, comen desperdicios de la granja y literalmente cualquier cosa que puedan encontrar; esto incluye bichos, insectos, restos que encuentren por ahí, sus propias heces, cadáveres de animales enfermos, incluidas sus propias crías. Un granjero un día salió a alimentar a sus cerdos y nunca regresó. Esa mañana de 2012, se convirtió en el desayuno del cerdo. ( 2 )

El solo hecho de saber cómo es la dieta de un cerdo puede explicar por qué la carne del cerdo puede estar tan sucia y tan poco apetecible de consumir.  Estar “asqueado” no es la única razón para no comerlo, es imprescindible que conozcas un poco más sobre la carne de cerdo antes de llegar a tu propia conclusión. 

Los problemas del cerdo

1. El sistema digestivo del cerdo

La carne del cerdo se satura más de toxinas que otros animales de granja. Hay varias razones que lo explican:

  1. Un cerdo digiere lo que come rápidamente, en unas cuatro horas mientras que una vaca tarda 24 horas en digerir la hierba que come. Durante el proceso digestivo, los animales (incluidos los humanos) eliminan el exceso de toxinas y otros componentes ingeridos que podrían ser perjudiciales para la salud. Dado que el sistema digestivo del cerdo funciona de manera bastante básica, muchas de estas toxinas se almacenan en los tejidos grasos, que posteriormente se destinan al consumo humano.
  1. Se conoce que el cerdo tiene pocas glándulas sudoríparas ( 3) Al apenas poder sudar, no puede deshacerse de las toxinas, las cuales se van acumulando en el cuerpo del cerdo, lo que significa que, al comer su carne, ingerimos todas esas toxinas. Ningún ser humano necesita acumular más toxinas de las que ya tiene.

De hecho, deberíamos hacer todo lo posible para eliminarlas y reducir la exposición a más toxinas. Elige con cuidado lo que comes.

2. Riesgo de cáncer por consumir tocino o cerdo procesado

Según la OMS, el consumo de la carne procesada como el jamón, el tocino y salchichas, causan cáncer. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasifica la carne procesada como carcinógena, algo que causa cáncer. Los investigadores descubrieron que consumir 50 gramos de carne procesada al día, aumenta el riesgo de cáncer de recto en un 18 %. 4 )

Las carnes procesadas como jamón, tocino, salchichas, y algunas carnes frías, son todos productos derivados del cerdo; 50 gramos equivaldrían a 4 lonchas.  Precisamente esta cantidad puede aumentar un 9 % la probabilidad de enfermar de cáncer.

Desafortunadamente, el cerdo y la carne procesada a menudo es consumida por personas que siguen la dieta Keto , la dieta Paleo o la dieta Atkins entre otras. Como sustituto de esta carne se podría utilizar carnes más saludables como son la carne de res, cordero o pollo.

3. Gripe porcina en humanos

La gripe porcina es un virus que ha sido transferido del cerdo al ser humano. La influenza o los virus de la gripe pueden transmitirse directamente de los cerdos a los humanos, de los humanos a los cerdos y de los humanos a los humanos. ( 5 ) La infección humana con el virus de la gripe de los cerdos es probable cuando las personas están físicamente cerca de los cerdos infectados.

La gripe porcina en humanos ahora se denomina “infección por virus variantes en humanos”. Me pregunto por qué las autoridades eliminaron la palabra “cerdo”.  Probablemente, para que la gente no dejara de comer cerdo.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el H1N1 y el H3N2 son virus de la gripe porcina “endémicos entre las poblaciones de cerdos en los Estados Unidos”. Los brotes pueden ocurrir durante todo el año. El H1N1 se ha observado en poblaciones porcinas desde 1930, mientras que el H3N2 comenzó en los Estados Unidos alrededor de 1998. ( 6 )

Según la CDC, no se ha demostrado que la gripe porcina sea transmisible a las personas por comer carne de cerdo debidamente manipulada y preparada. Preparado adecuadamente significa cocinar la carne de cerdo a una temperatura interna de 71ºC grados. Esto se se supone que mata los virus y otros patógenos transmitidos por los alimentos. Pero, ¿qué pasa si consume carne de cerdo de un cerdo que tuvo influenza y no se cocinó correctamente?

4. Peligros de la triquinosis

¿Sabías que los cerdos portan una variedad de parásitos en el cuerpo y la carne? Algunos de estos parásitos son difíciles de matar incluso al cocinar. Esta es la razón por la que hay tantas advertencias sobre el consumo de carne de cerdo poco cocida. Una de las mayores preocupaciones de comer carne de cerdo es la triquinosis o triquinelosis. Esta es una infección que los humanos contraen al comer carne de cerdo poco cocida o cruda que contiene las larvas del gusano Trichinella . ( 7 ) En algunos países y culturas, en realidad consumen carne de cerdo cruda.

Este parásito y gusano se encuentra muy comúnmente en la carne de cerdo. Cuando el gusano, que suele vivir en quistes en el estómago, se abre a través de los ácidos del estómago, sus larvas se liberan en el cuerpo del cerdo. Estos nuevos gusanos hacen su hogar en los músculos del cerdo. ¿Siguiente parada? El cuerpo humano inconsciente que consume esta carne infectada.

De manera similar a lo que estos gusanos le hacen al cerdo, también pueden hacerles a los humanos. Si come carne de cerdo cruda o poco cocida que contiene el parásito, también está tragando larvas de Trichinella encerradas en un quiste. Sus jugos digestivos disuelven el quiste, pero eso solo libera el parásito en su interior. Luego, las larvas penetran en el intestino delgado, donde maduran hasta convertirse en gusanos adultos y se aparean. Si se encuentra en esta etapa de triquinosis, puede experimentar dolor abdominal, diarrea, fatiga, náuseas y vómitos.

Desafortunadamente, no termina ahí. Aproximadamente una semana después de comer el cerdo infectado, las hembras adultas de las lombrices ahora dentro de su cuerpo producen larvas que ingresan al torrente sanguíneo y eventualmente se introducen en los músculos u otros tejidos. Una vez que ocurre esta invasión tisular, los síntomas de la triquinosis incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Fiebre alta
  • Debilidad general
  • Dolor y sensibilidad muscular
  • Ojo rosado (conjuntivitis)
  • Sensibilidad a la luz
  • Hinchazón de los párpados o la cara.

Y aunque nadie quiere consumir lombrices en particular, la triquinosis es una enfermedad grave por la que se debe hacer prácticamente cualquier cosa para evitarla. Los síntomas abdominales pueden ocurrir de uno a dos días después de la infección, mientras que los síntomas adicionales generalmente comienzan de dos a ocho semanas después de la infección. Según la Clínica Mayo, la gravedad de los síntomas generalmente depende de la cantidad de larvas consumidas en la carne infectada.

El CDC recomienda cocinar la carne de cerdo a fondo, así como congelar la carne de cerdo antes de cocinarla para eliminar los gusanos. No sé vosotros, pero yo no me siento bien comiendo nada que primero tenga que matar sus gusanos para comer.

De hecho, se ha teorizado que la triquinelosis es la causa exacta de la muerte repentina de Mozart a los 35 años. Un investigador estadounidense teorizó esto después de estudiar todos los documentos que registran los días antes, durante y después de la muerte de Mozart. Esta investigación publicada en la edición de junio de 2001 de Archives of Internal Medicine encontró que Mozart sufría muchos de los síntomas enumerados anteriormente y él mismo había registrado en su diario el consumo de carne de cerdo solo 44 días antes de su propia muerte. ( 8 )

5. Los cerdos albergan virus y parásitos comunes

Los cerdos son portadores de muchos virus y parásitos. Ya sea al entrar en contacto directo con ellos a través de granjas o al comer su carne, corremos un mayor riesgo de contraer una de estas enfermedades dolorosas, a menudo debilitantes (sin mencionar que nuestros cuerpos se sobrecargan de tóxicos).

Los cerdos son los principales portadores de:

  • Taenia solium la tenia
  • Virus de la hepatitis E (HEV): en los países desarrollados, se han producido casos esporádicos de HEV genotipo 3 en humanos después de comer carne de cerdo cruda o poco cocida. ( 9 )
  • Síndrome reproductivo y respiratorio porcino, también conocido como enfermedad del cerdo de la oreja azul
  • Virus Nipah
  • Virus Menangle
  • Virus de la familia Paramyxoviridae  ( 10 )

Cada uno de estos parásitos y virus puede provocar problemas de salud graves que pueden durar muchos años.

Ganadería industrial y cerdos

Si todas estas preocupaciones no son suficientes o cree que las evitará cocinando muy bien la carne de cerdo, también debe conocer las condiciones comunes de la carne de cerdo criada para el consumo. A día de hoy, un enorme 97 por ciento de los cerdos en los Estados Unidos se crían en granjas industriales. Esto significa que estos cerdos nunca viven una vida saludable de aire fresco y pastos abiertos.

Si usted es un comedor de cerdo, debe saber que es muy probable (solo un 3 por ciento improbable) que esté comiendo la carne de un cerdo que pasó todo el tiempo en un almacén abarrotado sin aire fresco ni ejercicio, alimentado con un dieta constante de medicamentos nocivos para mantener la respiración de los cerdos a medida que los productores hacen que los cerdos crezcan más rápido y más gordos. Estos medicamentos a menudo causan que los cerdos queden lisiados debido a su propio aumento de peso excesivo y antinatural. ( 11 ) ¿Suenan estas como condiciones que producen un trozo de carne que promueve la salud? Por supuesto que no, por lo que debe evitar la carne de cerdo y otras carnes de granjas industriales.

Bacterias resistentes a los medicamentos en chuletas de cerdo y carne de cerdo molida

Se estima que el 70 por ciento de los cerdos de granjas industriales tienen neumonía cuando van al matadero. Las antiestéticas condiciones de suciedad de las granjas industriales y el hacinamiento extremo hacen que los cerdos tengan una probabilidad extrema de contraer enfermedades graves. Las condiciones son tan malas que la única forma de mantener a estos cerdos apenas vivos a veces es abusar y abusar de los antibióticos.

He hablado mucho sobre lo que hace esto en los humanos. Al igual que los humanos, los cerdos desarrollan con mayor frecuencia enfermedades resistentes a los antibióticos . Puede que le guste el sabor de la carne de cerdo, pero ¿quiere consumir un producto de cerdo de un cerdo que tiene una “superbacteria”?

La historia de la carne de cerdo cargada de bacterias continúa. Un análisis de Consumer Reports de 2013 de chuletas de cerdo de EE. UU. encontró en muestras de carne de cerdo molida una presencia generalizada (69 por ciento) de una bacteria llamada yersinia enterocoliticaEsta bacteria infecta a unos 100.000 estadounidenses al año, especialmente a los niños, y puede provocar fiebre, diarrea y dolor abdominal en los seres humanos. ( 12 )

Historia del cerdo y culturas que no lo comen

El cerdo es una de las formas de ganado más antiguas del mundo. Se dice que fue domesticado ya en el 5000 a.c. Cuando se trata de los inicios del consumo de carne de cerdo en los EE. UU., Hernando de Soto es llamado “el padre de la industria porcina estadounidense”. En 1539, de Soto desembarcó en Florida con 13 cerdos a cuestas, y el consumo de carne de cerdo se extendió y creció a partir de entonces en América. Los cerdos se sacrificaron comercialmente por primera vez en Cincinnati, que fue apodada “Porkopolis”. ( 13 )

Por otro lado, las leyes dietéticas judías ortodoxas kosher y las leyes dietéticas islámicas Halal prohíben el consumo de carne de cerdo. Hay muchas otras religiones y culturas que también evitan la carne de cerdo.

Las denominaciones religiosas cristianas que prohíben el consumo de carne de cerdo incluyen:

  • Ortodoxo etíope
  • Raíces hebreas
  • Judíos mesiánicos
  • Rastafari
  • Adventistas del Séptimo Día
  • Iglesia de Dios Unida

Evitar la carne de cerdo para estos grupos se basa en Levítico 11, Deuteronomio 14, Isaías 65 e Isaías 66.

Pensamientos finales

Lo que elijas comer depende de ti. Yo mismo, elijo mantenerme alejado del cerdo (y los mariscos) inmundos. Las razones discutidas aquí son solo la punta del iceberg cuando se trata de comer cerdos y su salud.

Si cree que puede optar por un producto de cerdo de “mayor calidad”, piénselo de nuevo. No se deje engañar por una afirmación de “sin hormonas añadidas” cuando se trata de carne de cerdo porque, aunque podría ser cierto, las hormonas no están permitidas en los EE. UU. para la producción de carne de cerdo. Es el cerdo en sí, las condiciones de las granjas industriales y el uso común de medicamentos que son algunos de los principales problemas que “sin hormonas” no eliminarán ni eliminarán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.